Blog Telenovelas

La Sabiduría de Leonardo Padrón

Leonardo Padrón

¿Te has preguntado cómo sería a hablar con un escrito clásico? Alguien con un maestría completa de una idioma que cada palabra y frase que le escrita tira de tu alma emociones que nunca has sentido antes. Alguien con una sabiduría increíble que crees que no va a lograr en toda tu vida. Un escritor como Walt Whitman, Gabriel García Márquez o Emily Brontë. Así, martes, tuve la oportunidad a hablar con una persona que es tan similar a ellos como puede ser, Leonardo Padrón, el escritor y poeta venezolano.

Padrón es el escritor famoso de las telenovelas Cosita Rica, Ciudad Bendita, y La Mujer Perfecta entre otros. También él es un líder de opinión para el país de Venezuela y un gran parte de América Latina. Tiene más seguidores de Twitter de cualquier otra persona que he hablando. Es interesante, aunque él tiene un contrato a Venevisión para escribir nuevas programas, debido de su oposición al gobierno, ninguna de sus telenovelas entran producción. Debido a su posición en Venezuela, el canal no quiere arriesgarlo. Ahora, continúa escribiendo poesía y ensayos entre otras cosas.

Nuestro conversación con Padrón fue un inspiración para muchas razones. El primer es que Padrón nunca vive para asentarse todo el tiempo y ser contenido. Le rompe constantemente el status quo. Cada telenovela escribió fue de ruptura. Desafió el papel de la mujer, no solo en las telenovelas pero también en sociedad por ejemplo por el texto de la mujer perfecta. Obligó gente a pensar sobre de la condición de Venezuela. En el personaje de Olegario en Cosita Rica, hace un comentario sobre del presidente del país, una cosa muy controversial. Por este razón, dice que esta telenovela fue el más difícil de escribir.

Aunque, sea probablemente hasta la interpretación del lector, pienso que Padrón ha escribido sobre de la política en su poesía también. Me gusta mucha, por ejemplo, su poema “Frontera.”

Frontera
Según el salmo de Szymborska
la niebla y el polen se burlan de las fronteras.
No hay tierra prohibida
para la ruta de las nubes.
No hay aduana
para un pájaro nacido en México.
No hay ley que detenga
el viento de los acantilados.
Nadie le pide visa
a la canción de moda.
La frontera es una línea titubeante.
Somos también lo que prohibimos
y lo que anhelamos ser.
Somos el aire.
El paisaje que escapa.
La tierra que duerme al otro lado.

 

Pienso que esta poema habla a la condición humano y la problemas de refugiados y de inmigración en los Estados Unidos. Lo tiene poderoso.

Un otro razón que me encanta nuestro conversación con Padrón fue su énfasis en educación continuamente. Él lee mucho y dice su casa es como un biblioteca con una cama y una cocina. Con el fin a crear cambio en este mundo, necesita tener la sabiduría de los años pasados.

Esto es lo que aprendí de Leonardo Padrón. Nunca dejar de intentar hacer una diferencia en el mundo y aprender para toda la vida.

You Might Also Like